sábado, 4 de octubre de 2008

PEPSI MUSIC 2008: DÍA 2 (NOTA 10 Musica)


De la tranquilidad jamaiquina al vértigo rockero, el Pepsi Music no detiene su marcha. Catupecu, Arbol y Carajo no dieron tregua.
Como antídoto al THC que las huestes reggae dejaron instalado en el aire desde la jornada anterior, el Pepsi Music tuvo su segunda gala a toda adrenalina. El sábado fue un remolino de nervio rockero que sacudió los cimientos del Club Ciudad de Buenos Aires. Así, en orden cronológico, apenas pasadas las 17:20hs, Cuentos Borgeanos inauguró oficialmente el escenario principal con un show sin grietas.

Amparada en un repertorio consistente (“Eternidad”, “Felicidades” y “Fantasmas”, entre las mejores), la banda está a punto caramelo. Con un Abril Sosa cada vez más consolidado en su rol de frontman, desplegando carisma y personalidad, los acólitos del inolvidable escritor ciego calentaron la tarde y le dieron la bienvenida a un público que, lentamente, ingresaba al recinto de Nuñez. Los cálidos aplausos de despedida, le dejaron la mesa servida al mejor exponente que tiene hoy el punk vernáculo.

Sin renegar del estigma Ramones, Expulsados es de esos grupos que saben copar la parada sin necesidad de hacer demagogia cervecera o barrial. Después de sortear serios problemas de sonido, Sebastián y cía. regalaron una buena impresión y se retiraron victoriosos. Como en un ping pong, la bola volvió al main stage y allí estaba Arbol. Entre hits (“Soy Vos”, “El Fantasma”) y furia guitarrera (“Vomitando Flores”), el cuarteto de Haedo generó el primer pogo a gran escala de la velada y revalidó su credencial de popularidad.

Fuera de los dos centros principales de atención, el tercer escenario (muy fuera de circuito) resistió principalmente con las performances de Tony 70 (presentaron su segundo álbum, Sonrisas, con un derroche de funk y soul) y Gazpacho (combo que silenciosamente va escalando posiciones). Con la noche ya instalada, Karamelo Santo le hizo honor al legado de Mano Negra y a los estatutos del rock alterlatino. Entre cumbia, rap, rock, reggae y ska, los entusiastas mendocinos terminaron de ponerse a la audiencia en el bolsillo con un cover de The Clash (“Should I Stay Or Should I Go”) y otro de Sumo (“No Tan Distintos”).

Entonces, la fiesta se trasladó al escenario uno para, entre globos y banderas, recibir a Kapanga. A esta altura y con el reloj clavándose en 21:25, Carajo sacudió a las 12.000 almas. Siempre poderoso y aguerrido, el trío pisó fuerte con temas como “Pura Vida”, “Chico Granada” y “Sacate la Mierda”. Emulando el gesto que habían tenido Abril Sosa y Pablo Romero horas antes, Corvata le dedicó una canción a Gabriel Ruiz Díaz, y la ovación tradujo la ansiedad que invadía a la multitud por disfrutar del plato principal.

Sosteniéndose en el histrionismo de Fernando Ruiz Díaz, Catupecu Machu es una agrupación que en vivo nunca defrauda, pasando de la introspección a la explosión sin perder efectividad, haciéndolos peculiares y excitantes. Con un set list que le echó el ojo a cada rincón de su discografía, Catupecu hizo vibrar literalmente al Club Ciudad y, en una actitud de hermandad, cedió protagonismo a invitados como Abril Sosa (ex baterista del grupo que se calzó la guitarra en esa joyita que es “Entero o a Pedazos”), Leonardo de Checo de Attaque 77 (“Preludio Al Filo”), Fabián Von Quintiero y Zeto Bosio (“Preludio Al Filo”), además de compañeros de line up como Arbol, Carajo y Kapanga (“Dale!”). En definitiva, Catupecu le puso el moño al segundo acto de un Pepsi Music que, este año, podría ostentar el adjetivo “Deluxe”.

NOTA: Gustavo Bove
FUENTE: 10 Musica

Saludos!
((cjay))

3 comentarios:

Mariano dijo...

increible el dia 2 del pepsi.. me encanta arbol y el recital de carajo impresionante... te dejo un video de arbol en el pepsi.. videos musica ...
muy bueno este blog..

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano dijo...

ahi tambien hay videso de catupecu que estuvo buenisimo tambien...