martes, 22 de abril de 2008

''Fiesta rockera mezclada con reggae en Central Córdoba'' - El Siglo Web

En el marco del Pepsi Music Tour 08 se presentaron la noche del viernes Los Cafres y Catupecu Machu. Más de 4 mil almas acudieron al estadio de avenida Alem y Bolívar.
El pasado viernes 4.000 almas se dieron cita al Club de Alem y Bolívar para vivir una verdadera fiesta con tintes de rock y reggae.


Tras las buenas presentaciones de los locales Gran Valor y Alem, pasadas las 10 de la noche subieron a escena Los Cafres.
La banda nacida a fines de los ochenta presentaba su último disco doble “Barrilete” y “Hombre Simple” ambos editados el año pasado y aprovecharon la ocasión para realizar algunos clásicos y hacer bailar a su público.
El reggae puro se hizo presente en “Si te vas” y “Aire” del disco “Espejitos” y los más cantados “Si el amor se cae” del disco “Quien da más” y “bastará” de “barrilete”, en donde la influencia de la música se traslado a los presentes en claras muestras de afecto y abrazos frutos del ambiente. Entre el público se diferenciaban las tradicionales rastas y remeras clásicas del estilo, demostrando que el reggae está vigente en nuestra provincia.
La esperada actuación de la banda que lidera Guillermo Bonetto fue de impecable sonido y mostró todo su oficio a lo largo de la noche. Una extensa versión del clásico “De mi mente” marcó el final, a una fiesta de más de una hora de duración.
Tras algunos minutos de espera y con pelotas gigantes del auspiciante rodando sobre las cabezas del público, algunos aprovecharon para visitar el clásico puestos con merchandising de las bandas o tomar una gaseosa ya que no se vendieron bebidas alcohólicas.

Catupecu Machu hizo vibrar Central Córdoba

Catupecu Machu le subió el volumen a sus últimas presentaciones, consagrados en la última entrega de los premios Gardel como Mejor Producción del Año y las presentaciones en el teatro porteño Gran Rex, colmándolo cinco veces consecutivas con su último disco “Laberintos entre Aristas y Dialectos”, le dieron una fortaleza y forma que los diferencia del resto.
Con “Viaje de miedo”, primer corte del disco, sirvió para romper el hielo y presagió una noche memorable a la banda de Villa Luro.
El potente cuarteto estuvo integrado por Fernando Ruiz Díaz en guitarra y voz, Herrlein en batería (en una noche impecable) y Macabre en sintetizadores y samplers. El aporte en bajo lo puso Sebastián Cáceres en reemplazo de Gaby Ruiz Díaz quien se recupera de un accidente automovilístico. El público compuesto en su mayoría por adolescentes, alentó a Gaby y por su recuperación haciendo susceptibles hasta los mismos integrantes de la banda. “Venimos seguido a Tucumán, muchas gracias, vivimos cosas increíbles” aclaró Fernando Ruiz Díaz en clara alusión a las reiteradas presentaciones en la provincia. La potencia de “El número imperfecto” y “Muéstrame los dientes” levantaron al público.
Con una duración de dos horas, se destacaron los solos filosos y la voz intacta del guitarrista, la perfecta ejecución de ritmos y tempos de Herrlein tras los parches y la solidez de Cáceres. Con “A veces vuelvo” y “Magia veneno” del disco el número imperfecto comenzaban a despedirse, seguido por el exitoso “Hechizo”, en donde Ruiz Díaz se molestó por las pelotas gigantes, que volvieron a girar sobre el público y pidió que las quitaran ya que estaban en un recital, no en una cancha de fútbol.
“Y lo que quiero es que pises sin el suelo” y “Dale” provocaron los pogos más grandes de la noche. Cerca de las una de la madrugada entre distorsiones y sintetizadores Ruíz Díaz gritó “Feliz 2008, les deseamos Paz, Música y Amor para todos” antes de hacer “En los sueños” y cerrar una noche cargada de emociones y acordes.

Fuente: El Siglo Web.com

Saludos!
Zurdo/((cjay))

No hay comentarios: