miércoles, 13 de febrero de 2008

QUIEREN ROCK…VENGAN A COSQUÍN (Nota Rock & Pop)



Luego de la intensa lluvia, el cielo se abrió y pactó una impensaba tregua. No obstante, las huellas de aquella tormenta inesperada aún se hacen sentir. El agua se trasformó en barro, el barro en lodazal y, en algunos lados, el lodazal en pantano. Más allá de eso, la gente aceptó el juego y, por decirlo de alguna manera, redobló la apuesta. El rock, al barro y la multitud casi siempre se llevan muy bien. Esta vez, no fue la excepción. Los fanáticos utilizaron el barro para hacerse sentir y potenciar la fiesta.

Cuando el aguacero había pasado, Café Tacuba subía al escenario por primera vez en toda la historia del festival. Como viejos novatos que son, apelaron a toda su experiencia para ganarse los primeros aplausos. Los mexicanos dieron casi el mismo show que habían dado tiempo atrás en otro festival capitalino. La principal diferencia estuvo en el juego que planteó Rubén, o como se llame actualmente, con las sierras y su acento cordobés falsificado.

Pablo Romero, cantante de Árbol, fue el primero en gritar el famoso…Aquí Cosquín! Segundos antes, había descendido de un pony que, según él, lo “alcanzó” hasta el escenario principal. Los de haedo, de poncho rojo y bien predispuestos, armaron un show contundente, repleto de grandes canciones y con esencia de revancha. Además, lograron derribar algunos prejuicios que, todavía, quedaban por dando vuelta por ahí. Pequeños sueños y Vomitando Flores fueron algunas de las canciones más festejadas.

Sin embargo, y más allá de lo sucedido hasta el momento, los húmedos querían continuar con la fiesta. Por suerte, la grilla indicaba que Catupecu Machu debía salir al ruedo…y así fue no mas. Con un pequeño retraso de diez minutos, Fernando Ruiz Díaz y sus muchachos salieron a la cancha con Y lo que quiero es que pises sin el suelo y Plan B, anhelo de satisfacción. De muy buen humor, Fernando agradeció a los organizadores, a las bandas participantes y, especialmente, a Las Pelotas. A esas palabras, entre otras, le siguieron En los sueños, Viaje del miedo y Magia veneno.

Por estas horas, el festival levantó vuelo definitivamente. Árbol coronó un show sin fisuras y con mucha energía de la buena. Catupecu Machu dobló la apuesta y presionó al resto. Los húmedos mantienen sus fuerzas y aún quieren más. Por eso, parte de lo mejor…está por llegar.

Nota: Gustavo Cibreiro
Foto: Diego Villarruel
Fuente: Rock and Pop Blog

Saludos!
((cjay)) / Zurdo

No hay comentarios: