viernes, 14 de diciembre de 2007

El héroe de las mil caras












Una vez más Catupecu Machu experimentó en el escenario antiguas canciones en inéditas versiones.

En un recital conformado por cuatro actos, el grupo interpretó oficialmente en el Gran Rex su nueva obra conceptual titulada “Laberintos entre aristas y dialectos”. Luego de las presentaciones del 7 y 8, el domingo 9 (aún resta la última fecha del sábado 15) fue un collage de luces y efectos sonoros. Cabe recordar que este último disco es el primer trabajo de los de Villa Luro luego del accidente del bajista Gabriel Ruiz Diaz, quien aún continúa recuperándose.

El primer acto, “Los Cuadros”, arrancó y los clásicos como “El número imperfecto”, “Entero o a pedazos” y la bellísima versión de “Seguir viviendo sin tu amor”, de Luis Alberto Spinetta, ganaron lugar y brillaron en un escenario armado en base a luces rojas, azules, naranjas y púrpuras. La tapa del nuevo disco fue el fondo elegido, conformando una estética futurista donde el guerrero yace en el centro del laberinto. Para este segmento y como en el disco, las nuevas versiones de los viejos temas contaron con el acompañamiento de un violín, una flauta traversa, una viola y un cello. Cuando “El Refugio” sonó el público, fervientemente y a los gritos, brindó su muestra de cariño a Gaby.

Como en una velada teatral, al entrar a la sala cada espectador recibió del acomodador el programa con los contenidos del espectáculo. Luego de tres minutos en que el telón permaneció cerrado (así fue siempre entre cada uno de los actos) comenzó el acto II: “El Viaje”. Con el video del nuevo tema, “Viaje del miedo”, proyectado en la pared del fondo del escenario con la banda tocando en paralelo. Los otros dos nuevos temas, “Dialecto” y “Foto en blanco y negro”, también sonaron con sendas proyecciones. La sección de cuerdas dejó el piso y el clima intimista ganó terreno. Poco más de media hora de haber recorrido el sendero musical, el telón nuevamente se llevó a los músicos.

El sonido del agua acarició los oídos de los presentes precediendo al tercer acto: “La Batalla”. En soledad, Fernado Ruiz Diaz continuó navegando y cantó “Hay casi un metro al agua”.

Con un pequeño órgano y un cajón peruano acompañando, hubo unos pocos minutos para recuerdos de giras e historias con sus respectivos familiares: “El abuelo de Herrlein le hizo tomar su primer fernet a los ocho años”, relató Fernando y todos rieron. “Batalla” fue dedicada a los abuelos de todos para cerrar así la tercera parte. Unas pocas luces blancas acompañaron el combate melódico dejando casi desnudo el escenario.

Ultimo acto, redención y vuelta del héroe, “El Lugar”. Fue el momento más celebrado de toda la noche. Primero subió para tocar a dúo con Herrlein, el baterista de Ataque 77, Leonardo De Cecco, “Preludio al final del umbral”, acompañados por el Zorrito Fabián Von Quintiero. Luego de los saludos y agradecimientos pertinentes, “Plan B” hizo saltar al público con Pablo M de Massacre, en guitarra, por supuesto que no lo hizo solo; “¿cómo andan, mi amor?”, bramó su compañero de banda, el gordo Walas (atención al look: calza roja y negra). El violín, la viola, el cello y la flauta nuevamente aparecieron para finalizar la obra con “Muestrame los dientes” y “Opus”.

Con una mezcla de eléctrico acústico e intimista, Catupecu Machu presentó su trabajo conceptual de forma impecable. Dedicado al guerrero que emprendió su viaje el 31 de marzo de 2006, la puesta en escena de “Laberintos entre aristas y dialectos” fue la de una obra meticulosamente trabajada y con potente energía bien distribuida.



Periodista: Emiliano Bezus Espinosa
Fotógrafo: Beto Landoni
Fuente: Elbondi . Com

Saludos!
Zurdo / ((cjay))

6 comentarios:

Markos dijo...

hola, yo fui el viernes 7 y la verdad que estubo espectacular el recital... sabes que tengo una duda desde hace una semana, en el post anterior pusiste que en el final del acto II, fer dice:“Acabo de ver a mi madre sentada, no sabía que estaba. ¡Te quiero vieja!” y creo que antes de eso recita la frase del tema que habia tocado recien que decia algo asi: "que en el silencio la musica te acompaña..." o algo asi... y creo q despues de eso ve a la madre y casi mas se pone a llorar... cual es el tema que dice esa frase, xq me escuche todos los temas y no lo encuentro, y tmb si te acordar textualmente la frase! gracias y mooooy bueno el blog!

vale dijo...

hola, que tal? soy nueva en esto del blog, el tuyo la verdad que esta de pelos, pasa por el mio si queres :P

saludos

y obviamente aguante catupecu

doblefilo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
doblefilo dijo...

valevolpin.blogspot.com

Anónimo dijo...

la frase fue esta:
"sumergido en la cancion la ausencia ya no esta presente" -origen extremo-
www.fotolog.com/kolex

Lucas dijo...

www.terceraroca.blogspot.com