sábado, 22 de septiembre de 2007

Nota a Javier (La Gaceta - Tucuman 09/2007)





Catupecu se renueva y sigue
Javier, el batero de la banda, cuenta cómo es la vida sin Gaby. Nuevo bajista y nuevo disco.

“Para nosotros todo lo que nos está pasando es nuevo”, cuenta, buscando las palabras adecuadas, Javier Herrlein, el batero de Catupecu Machu. Dice que, después del accidente que sufrió el bajista Gabriel Ruiz Díaz (en marzo de 2006), todo cambió, y parte de esa transformación se plasmó en el disco que sacarán en octubre, que tiene la marca de Gaby en cada acorde. El domingo, en la plaza Alberdi, habrá un anticipo de ese trabajo.
“Después de eso, cambió el desarrollo mismo de la banda, y también en lo emocional, obviamente”, dice el batero que a diario visita a su amigo en la clínica de rehabilitación donde sigue internado.
Para armar este nuevo disco, titulado “Laberintos entre aristas y dialectos”, que es doble, la banda se valió del material que tenía grabado, y de algunos temas nuevos. Es un CD doble, dividido en capítulos: el primero, es un show acústico en vivo, en una radio, con Gaby en bajo; el otro contiene cinco temas, de los cuales tres son nuevos, y los otros dos son versiones de “Magia veneno” con seis guitarras y la voz de Fernando Ruiz Díaz, y de un tema del bajista hecha de manera diferente a la original.
El trabajo en estudio, sin Gabriel, que siempre produjo los discos de Catupecu, fue raro, según define Javier. “Lo sentimos muy presente en el modo de trabajo, en el armado, porque ahora todos metimos mano según lo que fuimos aprendiendo de él, pensando en lo que él hubiera hecho en cada caso”, relata, y añade que la sensación fue la de haber trabajado con Gabriel otra vez.
La producción de este disco les llevó cuatro meses, en lo que no se detuvieron para componer. pero todavía es muy pronto para salir con nuevos temas.
Lo que sí, Catupecu empieza a salir con bajista nuevo, ya que Zeta Bossio, con quien venía tabajando, está abocado a la vuelta a los escenarios de Soda Stereo. El nuevo integrante del combo es Sebastián Cáseres.
Con él, el grupo actuó el sábado pasado en The Roxy, sin haber avisado antes. “Fue así, se dio espontáneamente, aprovechando que no teníamos nada previsto, y se nos ocurrió ir a sorprender a los que estuvieran en el boliche...”, cuenta Javier.
El batero anticipa que en el show del domingo en la plaza Alberdi (si llueve se hace en el club Villa Luján, también con entrada gratuita), harán un recorrido por toda su carrera y tocarán el tema “Viaje de miedo”, que es el corte de difusión del nuevo CD.

La amistad es lo primero
Sebastián Cáseres, elnuevo bajista de Catupecu Machu, fue durante ocho años el stage manager del grupo (responsable del escenario).
“Somos amigos, conoce el show a la perfección, y lo único que hace ahora es agarrar el bajo o la viola, y acercarse cuatro metros más en el escenario”, explica el batero Javier Herrlein. Lo que pasa es que la amistad es algo muy importante para la banda.
“Es algo que pesa mucho, porque no podemos ni pensar en trabajar con gente con la que no hay onda; nuestra química interna es lo que se muestra hacia afuera, y somos de compartir mucho tiempo”, aclara.
En esa línea fue que cuando Gabriel tuvo el accidente, se les ocurrió llamar al ex-futuro Soda, Zeta Bossio, o al ex Cabezones Pichu Serniotti, que se sumó para hacer los arreglos de guitarra que hacía en vivo Gaby, y que ahora hará Sebastián.

Saludos!
((cjay)) http://a80cmdelpiso.blogspot.com/
Fuente: www.lagaceta.com.ar

No hay comentarios: